Llama para concertar cita 688 91 68 73 info@tupsicologaenlasrozas.com

Actualmente, muchos niños tienen padres separados. La forma con la que lo afrontan depende de muchos factores; de cuántos años tengan, su personalidad, madurez y dependiendo de cómo se produzca la separación o el divorcio, cómo lo hagan los propios padres.

Cualquier separación de los padres tiene una serie de consecuencias sobre todo negativas, en sus hijos como por ejemplo rabia, estado de shock, tristeza, miedo, etc.

Sin embargo, aunque todo parezca negativo, siempre hay que sacar el lado bueno de las cosas, y en este caso puede hacer que estos niños salgan de la separación o del divorcio de sus padres más fuertes y con una mayor capacidad para enfrentarse al estrés que pueden tener a lo largo de su vida adulta.

La gran mayoría de estos niños y adolescentes, después de haber superado emocionalmente el divorcio y separación de sus padres, suelen ser chicos/as más tolerantes, comprensivos y flexibles.

El divorcio puede provocar una serie problemas en los hijos. A continuación, se van a mencionar una serie de efectos que puede provocar y así  podrá ver si su hijo puede que esté sufriendo las consecuencias de la separación.

Generalmente la recuperación suele durar entre 2 y 3 años, pero también hay casos en los que no afecta en el presente y otros casos en los que pasa todo lo contrario, llegando a convertirse en un adulto sin haber superado la separación o divorcio de sus padres.

 

Signos y síntomas:

  • Problemas con los estudios y peores notas.
  • Disminución del autoconcepto (opinión que se tiene sobre sí mismo).
  • Autoestima baja.
  • Dificultades a la hora de dormir.
  • Problemas de comportamiento.
  • Problemas con los amigos, primos, tíos, etc.

 

Si atendemos a los efectos emocionales según edades que esto puede ocasionar nos encontramos con lo siguiente:

  • De 3 a 5 años: sentimientos de culpabilidad. Muchos niños piensan que sus papás se han separado porque no han hecho los deberes, se han portado mal o no han comido. Tienen mucho miedo a la soledad y piensan que les van a abandonar.
  • De los 6 a los 12 años: ésta es la edad más complicada cuando se produce una separación. Son conscientes de que hay una serie de problemas, notan un dolor dentro de ellos, pero no saben qué hacer con ese dolor. En esta edad piensan que ellos pueden hacer cosas/acciones para que sus padres vuelvan a estar juntos.
  • A partir de los 13 años: los adolescentes sufren miedo, tristeza, sentimientos de soledad y de culpabilidad. El divorcio de sus padres les puede provocar inseguridades para sus relaciones futuras.

 

Cómo lo tratamos:

Es un tema muy delicado por lo que tenemos que ir poco a poco y dependiendo de cada niño/a. Lo que trabajamos con ellos es toda la parte de la aceptación a los problemas, darles estrategias para afrontar todos los miedos e inquietudes, fomentar la autoestima, que no se sientan culpables de la separación y trabajamos toda la parte emocional, como gestionar y afrontar los sentimientos, entre otras cosas.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp ¿En qué podemos ayudarte?